Carta al Editor: Manejo del Trauma de Cráneo sin Monitoreo de la Presión Intracraneal

  • Johnny Marcelo Ochoa Parra Universidad del Azuay
Palabras clave: CARTA AL EDITOR, PRESIÓN INTRACRANEAL

Resumen

Señor Editor
De mi consideración:
Cada año millones de personas alrededor del mundo sufren de Trauma de Cráneo (TEC), una sustancial proporción han muerto o se mantienen discapacitados. El TEC provoca una lesión estructural y/o una disrupción fisiológica de la función cerebral; aunque en gran parte el daño cerebral definitivo depende del trauma per se, cambios inflamatorios pos-traumáticos también contribuyen al resultado final.
De acuerdo con la Escala de Glasgow la gravedad del TEC se divide en dos categorías mayores que incluyen el TEC banal o leve y el TEC moderado y severo. El tratamiento a su vez requiere de varios enfoques como son el quirúrgico, clínico y farmacológico; cada uno de ellos fundamentalmente parte del monitoreo de la Presión Intracraneal (PIC) y la Presión de Perfusión Cerebral (PPC), cuyo objetivo es prevenir y tratar la isquemia cerebral secundaria. El monitoreo de la PIC es el proceso estándar en los países del mundo desarrollado, no así en los de economía media y baja como el nuestro.

Biografía del autor/a

Johnny Marcelo Ochoa Parra, Universidad del Azuay

Especialista en Cuidados Intensivos. Especialista en Docencia Universitaria. Coordinador de Posgrados de
Medicina de la Universidad del Azuay. Unidad de Cuidados Intensivos Adultos del Hospital Universitario del Río. Cuenca. Azuay – Ecuador 

Publicado
2017-11-30
Sección
Carta al editor