Infección de Herida Quirúrgica Compleja en paciente con Nefrectomía de Trasplante Renal

  • Beatriz Gallegos Contreras Hospital José Carrasco Arteaga
  • Susana Pinos Cardenas Hospital José Carrasco Arteaga
Palabras clave: CLORURO DE DIALQUIL-CARBAMOILO, HERIDA ABIERTA, INMUNOSUPRESIÓN, TRASPLANTE

Resumen

INTRODUCCIÓN: El manejo de heridas quirúrgicas infectadas en pacientes trasplantados merece una atención especial debido a la alta morbimortalidad acompañante por la presencia de inmunosupresión.

CASO CLÍNICO: Paciente de sexo masculino de 27 años, sometido a trasplante renal. Se inició inmunosupresión con ciclosporina, Micofenolato mofetil, Prednisona y Rituximab. Durante la primera semana post-operatoria presentó fistula a través de la herida. En el día 11 post-trasplante el paciente presentó trombosis del injerto por lo que tuvo que ser intervenido para nefrectomía del injerto. Durante la cirugía de evidenció herida contaminada por lo que se dejo abierta para cierre por segunda intención. Se documento Klebsiella en la herida quirúrgica y en la vía urinaria.

RESULTADOS: Luego de 67 días de hospitalización la herida fue cerrada por segunda intención con curaciones diarias, el uso de apósitos con Cloruro de Dialquil-Carbamoilo, recuperación nutricional y hemodiafiltración.

CONCLUSIÓN: El proceso de curación de la herida fue multidisciplinario, la recuperación nutricional, el tratamiento de la infección sistémica con antibióticos de amplio espectro, curaciones diarias, el uso de gasas con Cloruro de Dialquil-Carbamoilo, el tratamiento psicológico permitió el cierre de la herida compleja.

Biografía del autor/a

Beatriz Gallegos Contreras, Hospital José Carrasco Arteaga

Licenciada en Enfermería. Maestria en Investigación. Subcoordinadora del Servico de Clínica 3. Hospital José Carrasco Arteaga. Cuenca – Ecuador

Susana Pinos Cardenas, Hospital José Carrasco Arteaga

Licenciada en Enfermería. Servico de Clínica 3. Hospital José Carrasco Arteaga. Cuenca – Ecuador

Publicado
2013-03-13
Sección
Casos clínicos